...

sábado, 19 de junio de 2010

Escolares de Todo el País ¡Vénganse a Lima!

El colegio Mariano Melgar, una de las Grandes Unidades Escolares limeñas remodeladas por el gobierno con una inversión millonaria, ya cuenta con una nueva infraestructura: local remodelado, laboratorios de biología, química, física, inglés, computación e informática, talleres de construcción metálica y de madera, fuerza motriz, mecánica de producción, electrónica, dibujo técnico, electricidad, administración, industria del vestido, estética personal, cocina y repostería. Sus 800 alumnos tendrán también un estadio con césped sintético, pista atlética, sala de usos múltiples, dos canchas multiusos, una piscina y un coliseo. Se ha anunciado así mismo que las 900 escuelas públicas de Lima Metropolitana contarán con Centros de Recursos Tecnológicos, equipados con un gran servidor y un USB con un portal educativo para la navegación en línea, 20 laptops modelo XO, con Internet, DVD incorporado y un proyector multimedia con ecran, además de un kit de materiales de automatización robótica para ciencia y tecnología. Al inicio del año se informó además de las gestiones para que profesores de la Universidad de Harvard integren la plana docente del Colegio Mayor Secundario «Presidente del Perú», también situado en la capital. Escolares de todo el país: ¡vénganse a Lima!

La información que acabo de reseñar ha sido noticia de primera plana y ha aparecido en todos los noticieros de televisión. No es para menos. Estos colegios ahora lucen magníficos. Lo que la prensa no ha recogido, pues ya forma parte del paisaje natural, es lo que suele encontrarse habitualmente debajo de la alfombra. Según cifras oficiales, la mitad de los colegios públicos existentes en todo el territorio no tienen agua potable ni cuentan con electricidad y la tercera parte de ellos no tiene carpetas suficientes. De acuerdo al censo escolar efectuado por el propio Ministerio de Educación, sólo el 35% de centros educativos se encuentra en buen estado y la mitad de ellos no recibe los textos escolares distribuidos por el Ministerio para 2º y 6º grado al inicio de clases. En esas condiciones, alrededor de un tercio de los niños matriculados abandonan la primaria antes de concluirla.

Ciertamente, corregir semejante estado de cosas supone inversión. Según el Ministerio de Economía, el 2005 el gasto público en educación representaba el 2.8% del Producto Bruto Interno. Tres años después, en el 2008, este porcentaje seguía siendo exactamente el mismo, a pesar de que las autoridades y todos los partidos políticos representados en el Acuerdo Nacional firmaron el compromiso de elevarlo al 6% del PBI. Por si fuera poco, en ese mismo periodo de tiempo lo gastado en educación descendió del 16.1% al 14.7% como porcentaje del gasto público total.

Ahora bien ¿Por qué se invierte tanto en mejorar la oferta educativa pública en la ciudad capital? Muy simple: es más barato hacer grandes inversiones en sólo 20 colegios y es más vistoso, pues todos los reflectores de la prensa brillan mejor en Lima que en distritos pobres, como Curimaná, en la amazónica región de Ucayali, bastante alejado del centro cosmopolita. Es cierto que se anuncian remodelaciones similares en las Grandes Unidades Escolares situadas en la capital de cada región. Pero la lógica es la misma: empezar a mejorar partiendo de los que están mejor, no de los que menos tienen, que son la mayoría. Ellos deberán sentarse a mirar o, en todo caso, venirse a Lima.

El gobernante sabe que igual van a aplaudirlo, pues nadie se va a sentir defraudado de ver que las mejores oportunidades sigan estando en la gran ciudad, como siempre ha sido. Sabe también que la noción de derecho le sigue resultando una palabra extraña a buena parte de la ciudadanía. Por eso lo que busca es deslumbrar, ilusionar y cosechar gratitudes. ¿Hasta cuando, país?
Por: Luis Guerrero Ortiz



Vista de Jaén - Perú