...

lunes, 9 de noviembre de 2009

Actitudes del Educador

Actitudes del Educador,
EL DEPORTE DE LA AUTOFORMACIÓN.

Por: Verónica E Reyes de Cárdenas

Actualmente estoy escribiendo una novela que me tiene atrapada. Al releer unos textos, entreveo que la vida se nos va en medio de miles de obligaciones, actividades y todo contra reloj. No nos detenemos a reflexionar. Y me he percatado, que una idea imperante en esta obra, y ha sido dejar una huella positiva en todo cuanto hago.

Y esto , ¿Por qué?

¿Se ha preguntado cuantas veces al día se hace juicios negativos? Ha reflexionado ¿cuales y cuantas son las actitudes que lo describen?

En el estudio de las Actitudes, dentro de la Psicología Social, encontramos:

Que se la ha tomado muy seriamente es el estudio de las causas que llevan al ser humano a tomar actitudes y vivir con ellas, ser identificados con las mismas y hacer de ellas un modo de Vida.
Otros autores la toman como un estudio innecesario. Sin embargo es un dato que es de relevante importancia en nuestros días.

F. H. Allport: “Una actitud es una disposición mental y neurológica, que se organiza a partir de la experiencia que ejerce una influencia directriz o dinámica sobre las reacciones del individuo respecto de todos los objetos y a todas las situaciones que les corresponden”.

Pero en resumidas cuentas, estas al formar a un ser pequeño, llámese en escuela o casa, dejan mucho para el resto de la vida de estos pequeñines. Sin embargo en el diario vivir, actuamos con actitudes correctas, deseables, adecuadas, formativas, o el polo opuesto, innecesarias, nocivas y hasta dañinas.

Cuando pensamos esto, en ocasiones, se nos va de la mano al trasladarlo al rol más complejo que tenemos como formadores. Padres de familia y Maestros asumimos nuestra tarea sin darnos la oportunidad de analizar cuales son las actitudes que hacen que nos identifiquen ellos a nosotros, no como autoridad, guía o ejemplo. Solamente percibidos como humanos.

Los adultos podemos definir muchas de las actitudes de otros humanos. Ligamos a una persona con juicios como estos:
“es una persona que al someterle presión rinde eficazmente con tendencias al logro. “
“es una persona de actitudes negativas al enfrentarla con rendimiento de cuentas”

¿Lo desea más familiar? Bien.

“Mi mamá la trae conmigo”-. “Carmen es una persona grosera”- , “-Juan es un altanero.”-“Braulio no tolera que nadie le diga nada.”- Juanita es una persona muy positiva,” – “Que cosas tan lindas suceden en la compañía de Martita…” -¿ Alguno de estos es su caso?.

Pregúntese ahora:
  • ¿Qué hace usted cuando deja una huella linda?
  • ¿Se arrepiente de alguna actitud nociva?
  • ¿Qué actitudes está dejando como legado a sus hijos, o a sus alumnos?
  • ¿Cómo educar de forma Positiva?
Y si usted no piensa en los suyos, piense un poco en usted. Esto le servirá.

Que son las Actitudes.

Las actitudes no pueden ser medibles con un cuestionario, o con un decálogo. Son tendencias internas. Pero es un hecho que el resultado es observable y evaluado. Mas no medible.

Nosotros mostramos nuestras actitudes mediante los hechos personales en torno a opiniones, creencias, pensamientos. En medio va el ánimo, la intensidad como las vivimos, y en cada una, plasmamos componentes afectivos. Sin duda serán muestras subjetivas, conocidas de todos, pero con un carácter inequívoco: muestran a la persona y la definen.

De ello depende lo que muestre usted de si mismo.

La prisa es un agravante de la falta de análisis en el actuar. El apasionamiento es otro que solo causa ceguera. El vicio de mantener la razón y la obsesión de ganar, son otros factores que dificultarán el plasmar una imagen digna de un educador coherente y positivo. La falta de tiempo para analizar es otro factor que también determinará la visión que usted deje de su persona en otros. Lo que más les dejará a los nuestros será lo que gritamos con el ejemplo. No con las palabras. De ahí el que los jóvenes de cuando en cuando consignan a sus autoridades porque no son coherentes los que les “limitan”.

De antemano sabemos que es difícil trazar una línea de educación para los menores. Sin embargo existen algunos consejos que le pueden ser útiles para procurar esa imagen deseable.

No se puede hacer un plan que puede ser movible. Lo que se puede, es procurar practicar el deporte de la Autoformación de Actitudes. Como en la condición física del deportista, las actitudes se entrenan y se construyen. A la larga serán de gran valor en la formación a menores.
  1. 1. Procure su vida espiritual.
  2. 2. Cásese con la idea de siempre tener algún comentario bueno, justo, correcto, digno, de buen nombre.
  3. 3. Aprenda a escuchar a los pequeños. El tiempo no regresa y es voraz con las ausencias.
  4. 4. Mi abuelita dice “despacio, que voy de prisa”. Paz, paciencia. No corra hasta para explicar.
  5. 5. Respire. Relájese. Ría en tiempos que lo ameriten. Bríndese un tiempo personal. Esto lo convertirá en una persona que vive auto compensado y atendido, que seguramente podrá atender en amor, cariño y ejemplo.
  6. 6. Duerma. Pero en verdad disciplínese para ello. Descanse.
  7. 7. Haga conciencia de su expresión facial y procure sonreír más seguido.
  8. 8. Cuando no le sea sencillo mostrar alegría, sea cordial y educado. Es mejor que aunque esté molesto, siempre sea educado. De ellos todo el mundo siempre se acuerda.
  9. 9. Perdone y pida perdón cuando lo deba hacer. Usted sabe cuando ha cometido un error y que debe presentar una disculpa para levantar esa imagen. No deja de valer quien reconoce un error. La hace ser más humano
  10. 10. Elabore, procese, trabaje y olvide verdaderamente lo que le hace daño. Si necesita atención, búsquela. No se permita cargar una maleta ajena.
  11. 11. De espacio a opiniones, lea, documéntese y acérquese si lo necesita, a ser orientado con quien realmente tenga usted confianza y sea verdaderamente Objetivo, sin perseguir intereses personales, de tal suerte que le ayude a resolver un dilema.
  12. 12. No siempre se tiene la razón. Aunque le tome tiempo procure mover su pensamiento cuando así sea. Aprenda a ser negociador y no pretenda salirse con la suya aun equivocadamente.
  13. 13. Realmente, si se da cuenta de errores cometidos por usted, trabaje en ello e intente un cambio. De nada sirve solo identificarlos y no cambiar de dirección.
  14. 14. Sea analítico. No rompa en coraje o explosión antes de actuar y deténgase a pensar. Es muy válido decir que debe usted pensar.
  15. 15. Cuide lo que dice. La frase,”las palabras se las lleva el viento”, no siempre es cierta. A veces se quedan en los corazones de nuestros pequeños.
  16. 16. No permita verse envuelto en comentarios negativos de otros, ni los haga. Es mejor tener algo amable que decir de alguien.
  17. 17. Asuma diariamente pensar que la actitud la elige usted, no se la regala una experiencia. Es plena elección, aun tras la tormenta.

Estas conductas generan la secreción de serotonina al torrente sanguíneo, la cual genera reproducción celular, importante neurotransmisor encargado de bloquear la acción negativa de un enojo, y tiene una gran influencia en la digestión evitando así problemas gástricos severos.

La serotonina son neurotransmisores que se encuentran en varias regiones del sistema nervioso central y que tienen mucho que ver con el estado de animo. El aumento de serotonina en los circuitos nerviosos produce una sensación de bienestar y relajación.

Esa sensación la transmitimos, la vivimos y la contagiamos. Usted no puede decir que está en paz cuando transpira furia. No puede decir a otro que ame, cuando lo que hace es lo contrario. (*)


¿Cómo lo hago?

Existen instituciones que apoyan y ayudan a las personas para el correcto desenvolvimiento de las relaciones humanas, corrientes que ayudan la naturaleza humana, lecturas que usted puede buscar, y no precisamente de autoayuda. También recurra al guía espiritual de su confianza.

Existen instituciones Educativas que en su modalidad de Escuela para Padres, apoyan su labor formativa que requiere atención pues se trata de los suyos.

El mejor consejo es buscar un apoyo, trabajo en equipo y el deseo de crecer formando a los pequeños.

Si usted es maestro, existen seminarios dirigidos exclusivamente a profesorado que seguramente su institución apoyará mediante el departamento de Orientación Educativa o en la Dirección de su institución, que seguramente le pueden apoyar.
Lo clave es la apertura.


Conclusión.

Usted determina quien necesita hoy la atención en la formación de las actitudes. Muy probablemente si muestra interés auténtico por su persona, mostrará lo mismo por quienes forma. No se atreva a pensar que ya no hay retroceso. Todos tenemos una oportunidad para ser regenerados.

Dese esa oportunidad. Sea amable consigo mismo. Los demás se lo agradecerán y las repercusiones, oigame bien, serán históricas.

Recuerde que las actitudes se construyen. Piense lo que será saber que hablan las generaciones de usted como alguien que realmente les dejó huella.

Yo soy Verónica E Reyes de Cárdenas

Hasta la próxima

Psicología y Pedagogía
Enlace
Fuentes de Apoyo

•* http://www.enbuenasmanos.com/articulos/muestra.asp?art=1779
•* Gallego Badillo, Romulo. Competencias cognoscitivas. Un enfoque epistemológico, pedagógico y didáctico. Cooperativa Editorial Magisterio. 2da. ED Bogotá, 2008
•* Craig Grace. Desarrollo Psicológico. Prentice Hall, Pearson Educación México 2001.

Vista de Jaén - Perú